11 ago. 2007

Instancia al Excmo. Sr. Presidente del Congreso

Excmo. Sr.:

D. Alberto ???, mayor de edad, con D.N.I. ??.???.???-X y domicilio a efectos de notificación en ????, tiene el honor de
EXPONER:

1) Que apoya por completo la iniciativa, respaldada por la mayoría de las fuerzas políticas de la Cámara que vuestra excelencia preside, encaminada a eliminar las diferencias por razón de sexo vertidas en el artlo. 57 de la vigente Constitución Española. En su apartado primero, como sin duda vuecencia recordaréis, se establece la línea de sucesión a la Corona, prefiriendo, en el mismo grado de parentesco, el varón a la mujer, entrando así en franca contradicción con la mentalidad de los tiempos que corren. El consenso sobre el particular al que han llegado los dos principales partidos permite aventurar que, si no se aborda la reforma en esta legislatura, no quedará sin aprobarse en la siguiente.
2) Que el curso normal de la evolución hacia la progresía llevará, más pronto que tarde, a suprimir por completo el resto de las injusticias distributivas que aún perduran. Entre ellas, las originadas por la cuna y por la sangre azul y el apellido dinástico y demás antiguallas reaccionarias. Fuera las reliquias del medievo. Entiérrense las costumbres fósiles de las cavernas. Olvídense por fin los modos anquilosados de la tribu. La herencia, como única razón argüida por pretéritos imperios para sentar a alguien en un trono, resulta incompatible con el siglo XXI. Abajo los privilegios por nacimiento. Y abundando en la argumentación, si de facto ya se han consumado matrimonios morganáticos y se planea abolir la última influencia de la norma sálica, ¿por qué no igualar ante la ley a todos los espermatozoides y medir a los óvulos con idéntico rasero?
3) Que, tras lo expuesto en los puntos anteriores, debe darse por sentado que el mecanismo sucesorio a la Corona contemplará, en un futuro quizá próximo, el reemplazo del hecho biológico de la reproducción por el más sensato concurso de méritos. Por consiguiente, este proceso selectivo habrá de regirse, como reza el artclo. 8.3.a de la Ley General de Subvenciones, por los principios de publicidad, transparencia, concurrencia, objetividad y no discriminación.

Y basándose en los alegatos desarrollados más arriba, el abajo firmante

SUPLICA

a vuecencia que tengáis a bien considerar la presente como SOLICITUD formal de la plaza de Rey de España (una vez quede vacante el puesto, claro) y, por consiguiente, lo incluyáis en la relación oficial de aspirantes nombrándolo Príncipe de Asturias Provisional No. X (el que corresponda por registro de entrada). A los efectos de fundamentar la candidatura del solicitante, el resto de este escrito se dedica a pormenorizar su currículo.

CURRÍCULUM VITAE

A) El pretendiente satisface los requisitos mínimos que, según dicta la lógica, habrían de imponerse:
A-1) Posee la nacionalidad española. (Felipe V y Amadeo de Saboya ni siquiera la ostentaban antes de su coronación.)
A-2) No constan antecedentes penales de su persona. (Enrique II de Trastámara y otros regicidas no podrían decir lo mismo.)
A-3) Se encuentra en pleno uso de razón y goza de una excelente salud mental. (En contraste, la lista de monarcas orates no cabría en esta instancia.)

B) Características físicas del aspirante de particular interés:
B-1) No padece enfermedades infecto-contagiosas ni de ninguna otra naturaleza cuya gravedad ocasione al Reino la baja laboral prolongada de su soberano. En todo caso, la típica gripe otoñal de tres días. (Se acompaña certificado médico expedido por facultativos de la Seguridad Social.)
B-2) De estatura media (1,74m.), no precisa recurrir a tallas especiales cuya confección encarecería la partida destinada a uniformes. Además, a su cráneo de 58,5cm. de perímetro le vendría bien cualquiera de las coronas inventariadas en el patrimonio del Estado. De hecho, así sucede con la de cartulina que regalan comprando el roscón de reyes, siendo casi siempre el solicitante el único de entre los comensales que la luce con galanura. Cabe también mencionar aquí aquel carnaval en que se disfrazó de almirante. Todo el mundo alabó el garbo con que vestía la levita azul marino, cargada de medallas y de charreteras con flecos y de entorchados en las bocamangas, y lo bien que le sentaba la gorra de plato, así como el donaire con el que sostenía el sable de plástico. De estas circunstancias da fe el funcionario público ante quien prestaron declaración los correspondientes testigos. (De tales manifestaciones notariales se adjunta copia simple a la presente.)
B-3) El pretendiente no corre el riesgo de sufrir el menor accidente de caza o de esquí ni tampoco se caerá de una moto ni zozobrará con ningún yate pues no practica más deporte que el ajedrez. (Por cierto, juego este de marcado carácter monárquico.) Eso sí, en su juventud ganó el concurso de futbolín del barrio, lo que dota a su privilegiada muñeca, capaz de meter goles desde la defensa, de la cualidad de mover la mano con singular gracejo cuando haya que saludar a las multitudes durante los trayectos reales a coche descubierto. (Se incluyen sendas fotocopias compulsadas de su carné de la Federación Andaluza de Ajedrez y del Diploma que lo acredita como vencedor de la competición de futbolín de la barriada del Puerto de la Torre.)
B-4) A pesar de su origen andaluz y de que el frenillo de la lengua le impidió pronunciar la erre con nitidez hasta cumplidos los 11 años, la dicción del candidato es perfecta. Lee de corrido en voz alta cualquier texto. Habla con el más pulcro castellano de Valladolid. Ni cecea ni sesea. Se detiene con perceptibles pausas en los puntos, y con breves paradiñas en las comas. Articula las consonantes líquidas con enorme seguridad. Jamás titubeará entre problema y ``poblema". No se come el final de las palabras. Y también distingue las sílabas tónicas de las átonas, siendo impensable que diga ``tácita" cuando está escrito ``tacita". De ahí que el cura de su parroquia suela reclamarlo para la lectura de la epístola o para dirigir los salmos. (Estas cualidades oratorias se demostrarían en el transcurso de la previsible entrevista eliminatoria.)

C) Títulos académicos que posee y otros estudios de los que se adjuntan los preceptivos justificantes:
C-1) Completó la carrera de Profesor Superior de Trompa. (Trompa como instrumento musical, claro, porque beber, lo que es beber..., no bebe.)
C-2) Asistió con aprovechamiento a las V Jornadas de Fisioculturismo y Alterofilia de Sansón Institut. (En las escenas de playa, los paparazzi no quedarán decepcionados.)
C-3) Siguió por correspondencia un cursillo de sexador de pollos impartido por CEAC. (No tendrá esto mucho que ver con la realeza, pero muestra lo polifacético del aspirante.)
C-4) En su etapa escolar superó la fase provincial del Concurso de Redacción de Coca-Cola. En la actualidad, pertenece al consejo editorial del boletín de la Archicofradía de la Sagrada Mortaja. Estas dos eventualidades se arguyen aquí con el objeto de demostrar que el pretendiente podría escribir sus propios discursos (bajo las directrices políticas que le sean dictadas, por supuesto), ahorrando así al Estado el gravoso salario de un negro.

D) Otros méritos:
D-1) Fuma Reales. (No hay marca de tabaco más apropiada para un rey.)
D-2) Trata a los desconocidos de usted pues considera que el tuteo por parte de un monarca supone más desdén que familiaridad.
D-3) No monta a caballo, pero está dispuesto a aprender equitación si así se le exige. Eso sí, no teme ni al avión ni al helicóptero.
D-4) Sabe pelar las gambas con cuchillo y tenedor, y eleva la copa con majestuosidad en los brindis.

Y es por todo lo anterior por lo que reitera a vuestra excelencia se sirva cursar la presente solicitud.
Es gracia que espera alcanzar del recto proceder de vuecencia, cuya vida guarde Dios muchos años…
(Pubolicado en el periódico Irreverentes Nº5)

No hay comentarios:

Publicar un comentario